¿DE QUÉ TRATA?

Hay que dejar en claro que no se trata de un juego nuevo como tal, sino la adaptación a HD de un título que apareció hace 10 años en el Nintendo Wii y que ahora llega al Nintendo Switch. Sin embargo, cronológicamente hablando, es uno de los títulos más importantes de la serie, pues cuenta el origen de la leyenda de Zelda y la creación de la espada maestra que acompaña a Link, el protagonista, en todos los juegos de la saga. Por lo tanto, si nunca has jugado un The Legend of Zelda este es el mejor título y momento para comenzar.

¿CÓMO SE JUEGA?

Cuando este juego se lanzó hace 10 años en el Wii, una de sus principales primicias era el uso del Wiimote Plus, el control con sensores de movimiento con los cuales controlábamos el uso de la espada de Link para poder dirigir los cortes de la misma: vertical, horizontal, diagonal y circular. Gracias a la precisión de los JoyCon del Nintendo Switch, esta función permanece y sigue siendo la mecánica principal del juego, pero Nintendo pensó también en aquellos jugadores con un Switch Lite que no pueden desacoplar los controles, y para eso implementó la posibilidad de emular la dirección de la espada con el stick derecho… ¿funciona? Por desgracia no del todo.

La precisión de los controles por movimiento sigue siendo superior al uso del stick para emularlos. Cuando usas los sticks debes hacerlo con movimientos algo bruscos para que se reconozca el movimiento, de lo contrario en lugar de que Link ataque, solo moverá el brazo con la espada sin ser letal. Por lo tanto, recomendamos el uso de los JoyCon por sobre el esquema del stick, a menos que tengas el Switch Lite y no te quede de otra. Pero existe un segundo problema relacionado con el uso del stick izquierdo para usar el arma de Link y es que, como a esta versión se incorporó un control completo de cámara que se ajusta con ese mismo stick, termina volviéndose algo muy confuso y cansado. Esto aminora un poco y podrás disfrutar más de este nuevo manejo de la cámara si usas los controles por movimiento del JoyCon, de lo contrario, con el Switch Lite, tienes que mantener el botón L presionado para cambiar entre los movimientos de la espada o el control de la cámara.

Otras características nuevas que llegan con esta nueva versión son por supuesto los gráficos en HD a 1080p y el framerate a 60 cuadros por segundo que son muy estables y se notan. El juego se ve mejor que nunca, pero si lo comparas con otros juegos del Nintendo Switch o los más recientes títulos de Zelda, se notan de inmediato los 10 años que han pasado desde que se desarrolló originalmente. Las texturas no fueron mejoradas y es más evidente cuando te acercas a los objetos o personajes. Esto es más patente cuando se juega en una pantalla, pero si lo juegas en modo portátil luce mejor. Todos los elementos de la pantalla fueron reacomodados en nuevas posiciones y se hizo un gran trabajo para que fueran lo menos invasivos posibles. También se han optimizado las opciones de dialogo en el juego para que sean menos recurrentes y repetitivos. Podrás controlas la velocidad de los textos o incluso ignorar algunos de ellos que no sean esenciales.

Skyward Sword es uno de los juegos más lineales de la serie The Legend of Zelda. No ofrece la libertad de otras entregas, pero las islas dispersadas en el cielo ofrecen algunas misiones secundarias que pueden romper un poco la monotonía de ir mazmorra tras mazmorra. Además, este juego cuenta con varios de los mejores diseños que hemos visto para las mazmorras o dungeons… son muy creativos, retadores y divertidos. Hay mucho que hacer, eso sí, y el juego podrá durarte más de 40 horas según como vayas avanzando. Otra mejora que ayuda a ser más llevadera la aventura es la nueva opción de autoguardado, que evitará que estés todo estresado buscando continuamente las estatuas de los pájaros donde puedes grabar. Esta función sí que se agradece bastante.

A lo largo de tu aventura y como ya es común en esta serie, vas a conocer una gran cantidad de personajes, pero también tendrás que recolectar materiales y toda clase de insectos para mejorar tus armas y pociones. Tendrás dos álbumes coleccionadores de todas ellas y son importantes para poder avanzar en la aventura de una manera más cómoda. Todo lo que veas agárralo y guárdalo. Tarde que temprano te va a servir.

The Legend of Zelda Skyward Sword HD no es un juego perfecto, pero es mucho más cómodo y disfrutable que la versión original de hace 10 años. Si nunca lo jugaste, pues este es sin duda el mejor momento y la mejor versión para hacerlo. Si lo terminaste en ese entonces, solo ten en cuenta que no ofrece casi nada nuevo más allá de las adaptaciones HD y de controles, y que lo único que harás es volver a darle una vuelta más.

LO ZELDA

  • Un juego más cómodo que hace 10 años, pero aún no es perfecto.
  • Mazmorras creativas, divertidas y retadoras.
  • La historia original de la leyenda se cuenta aquí, en este juego.

LO GANON

  • Si ya lo jugaste no hay nada nuevo en la aventura para regresar.
  • Muy lineal aún y con las misiones secundarias disponibles.
  • Con todo y el HD se siguen notando los 10 años que han pasado.