¿Qué es Atari Mania?
Por el nombre podrías suponer que se trata de una recopilación, pero no, eso le corresponderá a Atari 50: The Anniversary Celebration (el cual revisaremos próximamente). Atari Mania va más en la línea de lo que hizo Nintendo con NES Remix, en el que se toman algunos elementos de juegos clásicos para darles un giro y convertirlos en mini-juegos.

Pero en Atari Mania hay una historia en la que te toca desempeñar el papel del guardián del museo de Atari, y como tal deberás mantener limpio y funcional el sitio, sin embargo, una noche te encontrarás con que apareció un píxel muerto que empieza a absorber a los personajes de los juegos de Atari y tu deber será rescatarlos y descubrir quién esta detrás de todo.

¿Cómo se juega?
La base es ir recorriendo el museo mientras resuelves sencillos puzzles y vas descubriendo cajas, carteles y manuales de los juegos, hasta encontrarte con el jefe del piso (los niveles son los pisos del museo) y para vencerlo tendrás que superar una serie de mini-juegos inspirados en tres cartuchos de Atari 2600, por ejemplo el segundo jefe usa Outlaw, Asteroids y Combat para crear los mini-juegos mezclando las mecánicas de estos tres títulos, otro jefe utiliza la combinación de Breakout con Circus Atari y Canyon Bomber, y así se ven formando una gran cantidad de mini-juegos.

Y una vez que logras vencer al jefe obtienes alguna herramienta que te servirá para resolver más puzzles que te darán acceso al siguiente piso, y así sucesivamente.

Atari Mania va en la línea de lo que hizo Nintendo con NES Remix, en el que se toman algunos elementos de juegos clásicos para darles un giro y convertirlos en mini-juegos.

Pixeles con alma de Atari

Hasta aquí podría parecer demasiado sencillo y con poco reto, pero lo que no te hemos dicho es que no únicamente se ve como aquellos viejos juegos (bueno, los gráficos tienen mucho más detalle que los originales pero mantienen su simpleza), sino que también conservan la movilidad de aquellos días y en algunos casos lo abstracto, de tal manera que en ocasiones tardarás un poco en comprender el objetivo, lo cual equivaldrá a perder una vida porque los mini-juegos son contrarreloj, así que solo contarás con algunos segundos para resolverlos.

Y tal como sucede en este tipo de género, la calidad de los mini-juegos es dispareja; algunos son muy simples, otros se vuelven muy complicados, unos más parecen de puro relleno, y por supuesto hay varios que desearás volver a jugar (una vez eliminado el jefe los podrás jugar las veces que quieras en las arcades que hay en cada piso).

Sin duda el concepto detrás de Atari Mania es atractivo, pero desafortunadamente no está del todo logrado. Probablemente lo más complicado (y frustrante) para quienes no vivieron la época del Atari 2600 sea el control, que lo encontrarán lento, limitado e inexacto (agregarle la opción de control mejorado hubiera ayudado), y aunque se trata de mini-juegos, si no conoces los originales perderán gran parte de su encanto.

Por otro lado, para quienes sí disfrutaron del Atari 2600, Atari Mania puede ser una extraordinaria vía para reencontrase con ese viejo estilo de juegos en los que la movilidad limitada y la simpleza visual eran compensadas con la imaginación, y el morir una y otra vez eran parte de la diversión.

Ahora si que depende de cuál sea tu relación con el Atari 2600 para saber si Atari Mania te hará sonreír o sufrir.

Nos gustó
– El concepto.
– El sistema sencillo de exploración.
– Algunos de los mini-juegos son brillantes.
– La visualización de las cajas y manuales.

No nos gustó
– Varios mini-juegos parecen de puro relleno.
– La falta de un modo de control mejorado para mayor precisión.
– Los lentos tiempos de carga.

*Atari Mania fue revisado en Nintendo Switch con un código proporcionado por Atari.